https://cervezaslagrua.com/wp-content/uploads/2022/06/CERVEZA-IPA-1280x1280.jpg

Como llevamos contándote a lo largo de los diferentes artículos, sobre el origen de la cerveza, su historia, tipos y características sabemos que ya sois todos unos expertos, y no solo por beberla. En esta entrada, vamos a profundizar un poco más en una de las cervezas que ya mencionamos, una cerveza de tipo Ale, la IPA. Si recordáis, las cervezas de este tipo se caracterizan por una fermentación de la levadura saccharomyces cerevisiae a altas temperaturas, por lo que se tarda un periodo corto en obtener la cerveza, alrededor de una semana. Además estas cervezas son más resistentes al alcohol y por tanto contienen un mayor volumen de éste, añadido a los colores más oscuros que caracterizan a las cervezas Ale. ¡Descubre más sobre la cerveza IPA a continuación!  

01

Historia de la cerveza IPA

La cerveza protagonista del artículo de hoy es la cerveza IPA, Indian Pale Ale. Se trata de una cerveza con alta graduación, propia como mencionamos de las Ale. Tiene un sabor amargo e intenso por su alta concentración de lúpulo. Esta última característica es lo que le da su nombre, en el que su estilo cervecero contiene extra de lúpulo. Pero esto no es lo más curioso de esta cerveza. Su historia y origen es aún mejor, ¿quieres saber más? ¡Sigue leyendo!

En el mundo existen 142 tipos diferentes de cervezas y una de las más consumidas e importantes es la IPA, especialmente en el sector artesano, que nació sobre 1636. La Compañía Británica de las Indias Orientales comenzó con los intercambios comerciales en lo que las travesías duraban casi un año con lo que todo aquello suponía, especialmente los cambios climatológicos. Las cervezas que enviaban a las colonias para los soldados, marineros y ciudadanos con el objetivo de mantener las costumbres británicas en las colonias se echaba a perder en estas travesías. Sin la refrigeración ni la pasteurización, nunca llegaban como se suele decir “a buen puerto”. 

¿Cómo consiguieron exportar la cerveza a las colonias y que llegará en buen estado? La respuesta se encuentra en la característica propia de la cerveza IPA que mencionamos antes. Se trata del añadido extra de lúpulo y el aumento de graduación alcohólica. Gracias a estos cambios entre ellos por las propiedades conservantes y antisépticas del alcohol, consiguiendo un sabor intenso. 

El responsable de esta curiosa y brillante idea tiene nombre y apellido. Se trata de George Hodgson. Un trabajador de la cervecera Bow en Londres, que cambió la receta de las Pale Ale con el fin de conseguir la conservación en las difíciles travesías rodeando el continente africano. 

Las instalaciones de Bow, cerca del Támesis donde atracaban los barcos del servicio de la Compañía Británica de las Indias. 

No solo esto favoreció la conservación de las cervezas, también la utilización de las maltas más claras de la época que aguantaban más de cinco meses en los barcos y sus cambios de temperatura. Así como el balanceo del barco mejorando la fermentación. 

Esta receta se creó con el objetivo de convertirse en una más atractiva para los ingleses residentes de la India. Llegó a convertirse en una de las bebidas favoritas en ciudades como Calcuta, Benarés o Bombay.

Pese a que nada de esto está 100% demostrado, ya que aunque las cervezas que llegaban no tenían el mejor sabor antes de la invención de las IPA, se seguían consumiendo. Lo cierto es que fuese o no por su mejor conservación, el extra de lúpulo y alcohol contribuyó al invento de una de las cervezas más consumidas del mundo que no solo se limitó a su país, sino que llegó a lugares como Estado Unidos y Europa. 

Tipos de cervezas IPA

Como mencionamos, esta cerveza se extendió por varios continentes, creando diferentes tipos con características propias de cada región. Las casi 15 variedades se clasifican en 3 tipos; English, American e Imperial. Con pequeñas diferencias que residen especialmente en el lúpulo, siendo la Imperial muy intensa.

Todas las variedades presentan colores anaranjados con toques amargos y afrutados. Algunos ejemplos son variedades como la Black IPA, White IPA o Red IPA

¿Cómo se sirve la IPA?

A la hora de disfrutar al 100% de una IPA, es esencial la temperatura y el vaso. Se debe servir entre 8 y 13 grados, pero nunca helada para poder apreciar bien los aromas y sabores. El vaso también es muy importante, ya que la forma influye en el sabor y en la formación de la espuma. Los más adecuados son los siguientes; la copa cáliz, la copa snifter, perfecta para las IPA Imperial, el vaso de spiegelau, el vaso de pinta, para las cervezas IPA de menor graduación.

Una cerveza en total expansión y auge hoy en día que consiguió superar las dificultades de la época, el auge de las Lager tras la Ley Seca de 1933 y el movimiento Craft con el que aumentó su consumo hasta la actualidad. Si eres un auténtico fan de los sabores intensos ¿Aún no la has probado?

Leave a Reply

0
    0
    Carrito
    Tu carrito está vacíoVolver a la tienda